Si Dios fuera como yo.. ¡sería perfecto!